No basta con el conocimiento pleno de la técnica, de las formas, de la táctica y estrategia, se debe profundizar en el fondo, en el interior, para que haya unidad y equilibrio, para que nuestras acciones sean más intuitivas y potentes. Y no hablo de "verdades" reveladas, me refiero a la unidad de los contrarios (la carga positiva que presupone la negativa, el electrón al positrón, la materia a la antimateria).

La Ley de la unidad y lucha de contrarios/as nos afirma que la existencia de uno presupone la existencia del otro, y en eso radica su unidad. En fin, aunque a los/as occidentales nos cueste comprenderlo, para una mayor eficacia técnica se requiere algo más que unas buenas facultades y rutinas; se demanda equilibrio emocional, intuición y capacidad analítica.